Peter Godfard, director ejecutivo para América latina de Ernst & Young
La empresa de auditoría se quedó con la red de Andersen y se expande confiando en que

 La reactivación llegará al país

Una de las "cuatro grandes" especializadas en contabilidad amplió su presencia en la Argentina sumando socios
  • El directivo dice que piensan en el largo plazo
  • Asegura que la crisis es una oportunidad para mejorar la posición en el mercado
  • Ampliarán rubros en consultoría
"Las compañías que sobrevivirán son las que encuentren una oportunidad de negocio y las que cuando se presentó un problema tuvieron el coraje de enfrentarlo." Peter Godfard, director ejecutivo para América latina de la consultora Ernst & Young, es directo en sus respuestas. La crisis por la que atraviesa la Argentina, según su opinión, es coyuntural y, en el mediano y largo plazo, habrá muchas posibilidades de crecimiento en distintas áreas.

De paso por Buenos Aires, donde presidió el lanzamiento de la combinación de negocios entre Henry Martin, Lisdero y Asociados (actual miembro de Ernst & Young en la Argentina) y Pistrelli, Díaz (ex Andersen), Godfard fundamentó la expansión de la compañía en la Argentina y en la región en estos momentos en una estrategia de largo plazo, además de la oportunidad que ofreció el desmembramiento mundial de su competidora, Andersen Consulting, por el escándalo de los fraudes contables en la compañía Enron. Andersen fue condenada por la Justicia en los Estados Unidos y su nombre apareció vinculado también con el escándalo contable de WorldCom. El escándalo de Enron alcanzó para condenar a Andersen a la desaparición.

-¿No piensa que la Argentina está pasando uno de los peores momentos económicos?
.
-La respuesta es simple, tenemos una visión de largo plazo, no de corto. Precisamente usted lo dice, quizá sea el momento de ganar mercado y armarse para un momento mejor. Todas las crisis de todos los países, aun los de posguerra, pasaron, y no dudo que en un mediano plazo, lo mismo ocurrirá en el Cono Sur. En ese momento, tendremos los mejores profesionales para atacar al mercado. Nosotros estamos pensando a largo plazo en la Argentina y en toda América latina. Es un buen mercado, con muchas perspectivas y grandes oportunidades. Pienso que los problemas de corto plazo, como los que ocurren en todos los países, son coyunturales y van a ir desapareciendo.
.
-Algunas empresas extranjeras están pensando en irse o en reducir sus negocios.
.
-La Argentina está teniendo problemas, pero nuestra opinión es que es un gran mercado en cantidad y en calidad. La visión de mediano y largo plazo es positiva. Hay oportunidades en sectores como energía y telecomunicaciones, pero no son los únicos. Desde la perspectiva de una compañía extranjera, la visión en general del mundo empresarial es que muchos de estos problemas pueden derivar en una oportunidad. Por cada problema hay una oportunidad.
.
-¿Qué recomendaciones de negocios le daría usted a sus clientes de la Argentina en estos momentos?
.
-Creo que es un buen momento para pensar en la expansión internacional y la búsqueda de nuevos mercados. También, como dije antes, una crisis puede ser una oportunidad para expandir su marketshare y apostar al futuro.
.
La devaluación del peso puede ser visto como un problema, pero también puede servir a algunas empresas para exportar y tomar una línea de negocios que antes no se explotaba. Siempre hay que buscar una oportunidad, ya que se puede abrir un nuevo negocio que antes no se tenía en cuenta. Se pueden nombrar muchas alternativas.
.
Por ejemplo, el sistema bancario. Si algunas entidades van a colapsar, otras van a venir a instalarse o se expandirán. No será este mismo sistema financiero, pero habrá otro.
.
Expansión acelerada
.
Si bien fue la última de las grandes compañías en entrar en negociaciones con la red de Andersen Consultine en América latina, Ernst & Young logró la incorporación de todas las firmas locales relacionadas con dicha organización desde Ecuador hasta la Argentina.
.
De esta forma, la segunda firma de las denominadas "big four" en los Estados Unidos se posicionó como una de las dos líderes de la región en el mercado de las firmas de auditoría y servicios profesionales.
.
Según Godfard, "lo que aceleró la combinación de las consultoras aquí y en otras partes del mundo son los problemas que tuvo Andersen. Eso es lo que dispara la decisión, pero además es una buena noticia para nuestra gente de Ernst & Young.
.
"La historia es que Enron tuvo problemas en sus estados contables. Si bien eso originó un primer daño en la reputación de Andersen, lo que fue más perjudicial y dio una amplitud más grande fue la acusación del Departamento de Justicia norteamericano a toda la firma y no sólo a las personas que participaron. Eso fue lo que originó el perjuicio en la empresa y dio origen a que la red de Andersen se desactivara. Fue muy desafortunado lo que ocurrió, porque era una empresa de alto prestigio, lo que no puede ser más desafortunado para toda la industria de la consultoría. Pero ya es historia", destacó el ejecutivo.
.
-¿Qué posición competitiva alcanzó Ernst & Young en el nivel mundial luego de la crisis de la red internacional de Andersen?
.
-Ernst & Young ha quedado primera o segunda en una gran cantidad de países como consecuencia de la desaparición de Andersen en ese país o en otros casos la incorporación de su ex representante a Ernst & Young. En mercados como los Estados Unidos, América latina, Francia, Alemania y varios países de Asia, la posición competitiva alcanzada es de claro liderazgo. En el nivel mundial, también queda posicionada como una de las dos firmas líderes de servicios profesionales en el mercado.
.
-¿Cómo queda Ernst & Young en la Argentina?
.
-En la Argentina, luego de esta combinación con Martin, Lisdero y Asociados y Pistrelli, Díaz, Ernst & Young tendrá claramente una posición de liderazgo, entendiendo por tal a los puestos número uno o dos del ranking, depende de cómo se mida, ya sea por cantidad de clientes o de mercados, pero seremos uno o dos en la Argentina y en mundo.
.
El objetivo no es ser el más grande sólo por el tamaño, sino que lo que se aspira es a liderar en calidad y en excelencia. Ser la más grande, pero también la mejor. El tamaño es importante también desde el punto de vista de la calidad, porque permite brindar más servicios, más profesionales, concentrar mayor grado de conocimiento. Tener una empresa grande permite también proveer de mucha más cantidad de servicios a los clientes, lo que también mejora la calidad.
.
Luego de la combinación, la empresa tendrá más de 1500 profesionales, es un gran número y una gran compañía. En materia de servicios e industrias, los planes son no sólo no descuidar la mayoría de los servicios e industrias que atendemos, sino en expandirnos en línea con las oportunidades que mencionamos antes. Por ejemplo, asesoramiento en exportaciones e importaciones, temas aduaneros, reforzando el expertise en ciertas industrias, como pueden ser la energía y las telecomunicaciones.
.
Otro ejemplo es el planeamiento fiscal, el gerenciamiento o administración de quebrantos y un área muy importante para Ernst & Young es el risk management, principalmente en las áreas de manejo computacional -fraudes por medio de las computadoras, ataques a los sistemas informáticos, confidencialidad, etc.- y también en todo lo que se refiere a riesgos integrales de negocios, teniendo encuenta lo que está ocurriendo tanto en la Argentina como en el resto del mundo.
.
-¿Qué pasó en el resto de la región?
.
-En el Cono Sur comenzamos con el acuerdo de combinación de negocios con Langton Clarke en Chile, sin duda la mejor firma de servicios profesionales de ese país, luego fuimos a la Argentina, donde nos combinamos con Pistrelli, Díaz y Asociados, a nuestro juicio la mejor firma de servicios profesionales con la que competíamos y, de allí luego fue Bolivia, Paraguay, Perú, Ecuador y, últimamente, Uruguay.
.
De esta forma entendemos que hemos alcanzado una clara posición de liderazgo en esta parte del continente, no sólo en cantidad sino también en calidad, contando con un plantel y de una gama de servicios muy difícil de lograr.
.
-¿Cuál fue la porción relativa que obtuvo Ernst & Young de firmas Andersen con respecto al resto de los competidores?
.
-Con más de 50 países incorporados a la red fuimos claramente los que tomamos la mayor ventaja con respecto a esta situación.
.
-En los Estados Unidos, ¿qué pasó con los clientes de Andersen?
.
-También somos, hasta el momento, la "big four" que más clientes ha captado en relación con el resto de nuestros competidores. Es por ello que nuestra posición de liderazgo en ese país se acrecienta día tras día.
.
Por Horacio Heugas
De la Redacción de LA NACION

Domingo 7 de julio de 2002