Seminario sobre responsabilidad social de las empresas
Unir esfuerzos dispersos para paliar el hambre
Lo aconsejan expertos; reclaman una mayor financiación
  • Dicen que la Argentina produce alimentos suficientes para mantener seis veces a su población
  • Y que el hambre aquí resulta incomprensible: afecta a casi 8 millones de personas
Priorizar las urgencias, concentrar esfuerzos que se encuentran dispersos y otorgar más participación a la sociedad civil son algunas de las alternativas propuestas ayer para solucionar el problema del hambre en la Argentina -un mal que afecta a casi ocho millones de personas- durante el seminario Responsabilidad Social de las Empresas, realizado en el Museo Mitre.
"El problema de la pobreza aumenta en forma dramática. De acuerdo con la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), más de la mitad de los argentinos son pobres y más del 20 por ciento, indigentes", dijo Horacio Rodríguez Larreta, presidente de la Fundación Grupo Sophia.
.
Rodríguez Larreta estuvo acompañado por el jefe del departamento de Neuropediatría y Neuropsiquiatría Infantil de Fleni, Mario Massaro; el decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, Fernando Vilella, y el contador Ignacio González García, director y vicepresidente segundo de IDEA.
.
El seminario fue organizado por el estudio Margarita Porcel, la Fundación Diario LA NACION y la consultora Price WaterhouseCoopers.
.
Cincuenta programas
.
El Estado, dijo el director del grupo Sophia, tiene 50 programas nacionales divididos en siete áreas. Aunar estos esfuerzos que hoy permanecen dispersos es uno de los desafíos: "Sólo el 15 por ciento de los fondos está dirigido a paliar el hambre. Eso es muy poco. Hay que destinar más recursos".
.
"Shock alimentario" es el término que Rodríguez Larreta usó para definir la necesidad de un rápido aumento en la cantidad de comida que se distribuye. Dar continuidad y perfeccionar los programas que hoy existen y mejorar la nutrición en los chicos menores de cinco años fueron los puntos que el economista puso a la cabeza de las prioridades.
.
El Grupo Sophia estimó que se necesitarían 6000 centros de cuidado infantil para cubrir las necesidades de los chicos pobres de todo el país. Unir esfuerzos que hoy se encuentran aislados para así salir adelante fue también la propuesta que González García quiso dejar en claro.
.
Producción agropecuaria
.
"La Argentina produce cerca de 90 millones de toneladas de granos por año. Con esta cantidad podríamos mantener seis veces a la población de nuestro país. ¿Cómo puede ser que haya hambre?", se preguntó Fernando Vilella, decano de la Facultad de Agronomía de la UBA.
.
La respuesta, dijo, es compleja, porque incluye varias dimensiones, como la política, la social, la cultural o la educativa.
.
"Hay que hacer cosas ya por las poblaciones de riesgo, como los chicos que no tienen acceso a comedores. Pero también hay que buscar la forma de financiar planes que no sólo den pescado a los pobres, sino que les enseñen a pescar, como lo hace el programa Pro-huerta. El problema es que muchos de esos programas están desfinanciados", consideró.
.
La falta de integración entre las iniciativas privadas y las del sector público también fue señalada como un problema por resolver por Vilella.
.
El mayor problema
.
La desnutrición constituye el mayor problema médico de los países no desarrollados, aseguró Massaro. La falta de alimento en los chicos menores de tres años deja consecuencias irreversibles que condicionarán a la persona durante toda su vida, comentó.
.
Baja talla y bajo peso, trastornos de aprendizaje, apatía, desinterés, déficit de atención, trastornos de conducta, irritabilidad, bajo rendimiento o menor productividad son sólo algunas de las secuelas de la desnutrición, dijo Massaro.
.
Y agregó: "Los caminos para revertir esta situación son una rápida y adecuada suplementación nutricional, una apropiada estimulación psicosocial, la recomposición de la familia y el manejo específico de las causas del fracaso escolar".

LA NACION | 16/08/2002 | Página 15 | Inf. General